12 de diciembre de 2010

PUEBLOS DE BOLIVIA

El patrimonio histórico de Bolivia se encuentra entre uno de los más ricos de Sudamérica. Desafortunadamente, la historia precolombina de este país es a menudo resumida al periodo incaico, un resumen rápido e injusto.
Una de las primeras grandes civilizaciones en dejar su huella en Bolivia fue la de Tiwanaku. Fundada a las orillas del lago Titicaca, ejerció su dominación sobre una población estimada, de 70 000 personas, su orden reinó en un territorio que iba desde el sur de Perú hasta el norte de Argentina. Fundado alrededor del año 600 a.C, este imperio permaneció hasta el año 1 200 d.C. cuando probablemente una sequía que duró más de 40 años, desestabilizó una economía basada en el intercambio de productos agrícolas y artesanales.
Tiwanaku jugó un papel de suma importancia, en la medida en que sus creencias, técnicas y descubrimientos (en áreas tan variadas como la cerámica, la botánica, la astronomía o la anatomía, los Tiwanakotas practicaban la trepanación) sirvieron de base a los futuros ocupantes de estas tierras, como lo fueron los Incas.

Se estima que las excavaciones realizadas hasta el momento, representan tan sólo el 20 % de los vestigios tiwanacotas que existen. Quiere decir que esta civilización guarda todavía numerosos misterios...
Después de la caída del imperio de Tiwanaku, los señoríos Aymaras rivales tomaron el control del Altiplano durante casi 3 siglos, hasta la llegada del imperio Inca.
Uno de estos señoríos predominó sobre los otros, hasta el punto de dominar y organizar un territorio que abarcó desde el sur de Colombia hasta el norte de Argentina y Chile.
150 años después de la desaparición del imperio Inca, los conquistadores llegan a la región, hacia el año 1530.
Desde 1545, los españoles comienzaron a explotar las fabulosas riquezas mineras del Cerro de Potosí.
Las enfermedades traídas por los invasores y las condiciones de esclavitud en el trabajo, diezmaron a la población local. Estas culturas no supieron resistir totalmente a las presiones de los nuevos dueños.

El fruto de esta historia es un pueblo mestizo con una mayoría indígena y claramente dividida entre los "Kollas" del altiplano y los "Cambas" de la Amazonia y el Oriente.

Aunque poco poblada (7 habitantes por km2, una de las densidades más bajas del planeta, a tal punto que es frecuente no encontrar ni un alma durante todo un día de viaje) Bolivia es todavía actualmente, la tierra que acoge varias decenas de etnias diferentes. Panos, Chupallas, Araucos, Chapacuras, Guaranis... muchas de ellas han conservado formas de vida ancestrales y cohabitan cada vez más difícilmente con el mundo moderno, que se expande tanto geográficamente como culturalmente.
Uno de los desafíos de Bolivia, consiste en volver realidad su lema : "La unidad en la diversidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deje sus comentarios, sus sugerencias nos ayudaran a mejorar esta página